Guía de compra para convertir tu bicicleta en una bici eléctrica: recomendaciones y modelos destacados

Comparadas con el vehículo particular, una bicicleta es un medio de transporte urbano sencillo, barato y eficaz para trayectos corto. Sin embargo, las distancias y los desniveles pueden hacer que en ocasiones la ruta se torne dura. En estos casos nos queda una opción: la bicicleta eléctrica. Así, podemos comprarnos una o si nos merece la pena, optar por convertir nuestra bici tradicional en una bici eléctrica.

Si te has propuesto transformar en eléctrica tu bici, en esta guía de compras analizamos los kits del mercado y qué tener en cuenta antes de hacerlo.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un kit de conversión e-bike

La premisa inicial es económica: teniendo en cuenta que podemos comprar bicicletas eléctricas a partir de 500 euros, que no todas las bicicletas pueden convertirse en eléctricas y el montaje en sí, mejor pensarse dos veces si dar el paso.

Si la respuesta es afirmativa, lo siguiente que necesitaremos es un kit de bici eléctrica, que incluye todos los elementos necesarios para convertir nuestra bici en eléctrica. Ahora es cuestión de contar con herramientas, tiempo y los conocimientos técnicos para la instalación.

Potencia y autonomía

Lo fundamental a la hora de elegir un kit de conversión de bici eléctrica son sus especificaciones técnicas, o lo que es lo mismo, conocer aspectos relativos a su autonomía, potencia y velocidad máxima, si bien este último factor depende mucho de factores externos como el terreno o la conducción. Pero no cantes victoria: la última palabra la marca la ley, como veremos un poco más abajo.

  • La potencia de salida del motor se mide en Watios y si echas un vistazo a los kits de E-Bikes, encontrarás modelos de 250W, 500W, 700W e incluso 1500W. Más potencia significa más capacidad para mover la bicicleta y además hacerlo a más velocidad, pero también más consumo eléctrico. Y en una bicicleta, también es importante el peso.
  • Aunque los kits de conversión de bicis eléctricas llevan todas las piezas necesarias para la transformación, en algunos es posible comprar la batería aparte, especialmente importante si compramos un kit en China cuya batería no esté homologada. En este caso, el voltaje del motor eléctrico ha de ser el mismo que el de la batería, siendo habitual encontrar baterías de 24, 36 y 48V.
  • En cuanto a la batería, nos fijaremos en los Amperios-hora (un viejo conocido de las baterías de los móviles o de las power banks que nos da una buena pista), que es la cantidad de energía que puede proporcionar una batería. O lo que es lo mismo, la capacidad. En general, una capacidad alta implica más autonomía y más distancia recorrida sin recurrir al enchufe, pero también más peso. Los parámetros habituales van de 8 a 20Ah.

Ahora bien, ¿cuánta capacidad y potencia necesita tu bicicleta? Depende de tus expectativas: una batería y motor pequeños pueden ser suficientes para distancias cortas por carriles bici, mientras que si la queremos para rutas por la montaña se nos quedaría corta. Aquí entra también lo que dice la ley.

Tipo de kit de montaje

Tras este repaso técnico y legislativo, nos queda un último paso: cómo es tu bicicleta. Obviamente, no es lo mismo una bicicleta de montaña que una bici plegable. De igual modo encontramos diferentes formas de integrar un motor eléctrico en una bicicleta que se adaptan mejor (o peor) al diseño y tamaño de tu bici, así como al uso que le das.

  • El más común consiste en reemplazar una rueda — puede ser la delantera o la trasera — por una rueda motorizada a la conectar la batería, que a su vez puede ir integrada ahí mismo o montada aparte. Ojo a la elección, porque la motorización de la rueda delantera puede no ser una buena idea para bicis con horquillas finas como las bicis de carretera. Si apostamos por la motorización de la rueda trasera, mejorará la tracción, pero tendremos que reemplazar los cambios y el cassette y correremos cierto riesgo de caballitos inesperados por la distribución del peso.
  • El kit de conversión de transmisión media emula al sistema de las bicicletas eléctricas, por lo que también es bastante popular. La batería y el motor se integran en el marco, con el motor habitualmente unido al soporte inferior. Así, la distribución del peso se mantiene baja, por lo que la conducción no se altera demasiado, pero por su ubicación el motor está expuesto a golpes.
  • Menos frecuente es el kit de conversión de bicicleta eléctrica por fricción, que implica fijar un motor y un rodillo en la rueda trasera, valiéndose de la fricción para empujar la bicicleta hacia adelante. No es la mejor solución por cuestiones tanto de distribución de peso como de eficiencia.
  • Terminamos con el kit de conversión oculto, interesante para ocultar a la vista el sistema de conversión. Si bien es discreta, no es precisamente barata al ocultar el motor y la batería dentro del tubo del asiento.

Kits de conversión de bicis eléctricas

Este kit de e-Bike de TongSheng tiene alta compatibilidad con bicicletas grandes como MTB o de paseo, fijándose al cuadro de la bicicleta para ofrecer asistencia al pedaleo.

Un aspecto muy interesante es que podemos comprar el kit por separado – con la batería aparte – desde 330,66 euros y, a partir de aquí, elegir aspectos como la potencia del motor (ojo a la legislación vigente). En caso de adquirirlo con batería, se puede elegir diferentes tamaños y su formato para llevarla fija – parrilla o zona del botellín –. Incluye todos los elementos necesarios y una pantalla LCD para informarnos de datos relativos al pedaleo.

Kit Bafang BBS01B

Un kit de procedencia china bastante popular por su buen rendimiento y las diferentes opciones técnicas que ofrece, tanto a nivel de display – podemos elegir a color, monocromo o usar una app instalada en el móvil – como de especificaciones técnicas. Eso sí, aquí estaremos limitados por ley a motores de 250W. En este caso también es posible comprar el kit por separado, pudiendo elegir diferentes formatos de baterías y motores desde 394 euros, con 50 euros de gastos de envío.

Se trata de un kit de transmisión media, por lo que tendremos que instalar el motor en cualquier bastidor con un eje de pedalier de entre 68 y 73 milímetros, que sustituirá las bielas, cadena y platos que tengamos.

Sfeomi Kit de Conversión de Bicicleta Eléctrica 48V 1000W rueda 26’’ 

Sfeomi Kit cuenta en su catálogo con este kit básico para bicicletas de montaña (194,99 €) muy interesante por lo versátil que es, las opciones de configuración y su buena autonomía.

Está disponible en dos versiones en función de dónde queramos fijar la batería: en un cajón o en el botellín. Así, si tienes el cuadro triangular puedes optar por la de tipo botellín y si es más estrecho, colocarla tras la tija del sillín. En ambos casos son extraíbles, de forma que puedes llevártela y cargarla fuera. Asimismo, es posible elegir entre autonomía de 35 o 47 kilómetros (de acuerdo con el fabricante).

Este kit se fija en el eje trasero de la rueda mediante una llanta motorizada de aluminio de diferentes diámetros y su motor sin escobillas entrega 1000W de potencia. Es posible elegir también el montaje, piñones y sensores de frenos.

Kit Imortor

Este kit de Imortor 601,16 € destaca por su ligereza y sencillez a la hora de montarla, siendo universal para cualquier bicicleta con ruedas de 26″.

Así, únicamente necesitaremos sustituir nuestra rueda delantera por la rueda del kit, en cuyo interior alberga un motor de 240W que proporciona asistencia al pedaleo. La batería ofrece una autonomía de hasta 20 kilómetros y va sujeta al manillar como si fuera un soporte para móvil, si bien podremos extraerla para cargarla

A la hora de comprar el kit podremos elegir opciones como el grosor de la rueda, la opción de que incluya un controlador o que podamos visualizar los parámetros mediante una app a través de Bluetooth y nuestro tipo de freno.

Hansemay Kit de conversión de bicicleta eléctrica de 48V 1000W rueda «26 

Otra opción es montar un kit de conversión eléctrica para la rueda trasera como el Hansemay para ruedas de 26 pulgadas. En este caso reemplazarías la rueda completa de tu bicicleta por una rueda que ya incluye el motor. El motor de 1000W alcanza una velocidad de entre 45-55 km/h y produce muy poco ruido si tienes en cuenta la potencia que desarrolla. El acelerador de pulgar es el encargado de controlar si la asistencia de pedaleo está activada o no y podrás elegir entre varios niveles de asistencia.

Es evidente que cuanta más ayuda dispongas menos durará la batería especialmente si se hace en zonas de muchas pendientes, aunque si se hace de manera eficiente podrás disfrutar de largos recorridos.

Debes tener en cuenta que la batería no viene incluida con este kit de conversión eléctrica de rueda trasera, por lo que tendrás que comprarlo por separado, aunqnue es compatible con casi todos los modelos para motores de más de 1000W.